CONSULTORÍA DENTAL: Claves para la Optimización de la Clínica Dental

Una gran mayoría de las clínicas basan su gestión en decisiones intuitivas, careciendo de un método claro y unos objetivos bien definidos.

“Los pacientes tienen a su disposición, un exceso de clínicas dentales similares, con empleados similares y formaciones similares, con puestos de trabajo similares, ideas similares, servicios similares y precios, garantías y calidades similares. Y todas ellas compiten entre sí.”

Los análisis del sector odontológico, estiman que la mayoría de clínicas dentales se encuentran en los siguientes porcentajes:

  • Se desaprovecha un 60% la capacidad operativa de la clínica. Sólo se obtiene un rendimiento económico del 40% de la inversión realizada, en base a la estructura y potencial de la capacidad de trabajo de la clínica dental.
  • Sólo se hace un 20% de tareas de recaptación de pacientes
  • Existe más de un 60% de fracaso en la aceptación de presupuestos
  • Se invierte más de un 70% en publicidad sin éxito y resultados tangibles.
  • Un 80% de los pacientes no reconoce una imagen y reputación diferencial de su dentista habitual.

Hoy en día, es evidente el descenso del volumen de pacientes y de los tratamientos aplicados.

Esto hace que sea necesario y prioritario que la clínica logre la mayor eficiencia posible, maximizar los recursos humanos y económicos

Con la aplicación de sencillos métodos de organización y gestión se puede lograr ser mucho más eficientes y competitivos.

Podemos empezar en establecer una organización interna donde cada miembro del equipo tenga perfectamente asumido su rol, competencias y responsabilidades, donde la estructura de las tareas y las funciones de cada persona están muy definidas en base a su formación y capacitación.

El profesional tiene que focalizar su trabajo en la atención clínica, delegar casi todas las tareas, tan sólo supervisar unos indicadores de actividad y unas evoluciones periódicas de rendimiento.

La clínica tiene que apostar todos sus esfuerzos en apostar por el servicio enfocado hacia el paciente, basados en la calidad y acorde a los recursos disponibles y los servicios ofrecidos. 

La manera de reforzar las ventajas competitivas de la clínica, es destacar como una clínica con un alto nivel de gestión interna y un posicionamiento en la especialización y la calidad.

En el día a día, la Clínica tiene que buscar la mejora continua en la capacidad, la organización y la implicación del equipo. Esforzarse constantemente por el cumplimiento de los plazos y los objetivos marcados.

Esto implica La Necesidad de Desarrollar un Plan Estratégico para Optimizar los Resultados Económicos”