Coaching Dental Pablo Paredes

Consultoría Estratégica Gestión y Dirección de la Clínica Dental

Consultoría Gestión Clínica Dental

Categoría: Gestión y Dirección de la Clínica Dental Página 1 de 3

La Gestión de los Colaboradores en la Clínica Dental

La excelencia como director, con tu equipo, con tus pacientes, con la clínica que queréis llegar a ser

Las relaciones personales y profesionales tienden a digitalizarse, pero la esencia, el gran secreto es cultivar las relaciones personales cara a cara.

La clínica está formada por personas, que se relacionan entre si y se relacionan con personas externas, pacientes, proveedores,… Al final sólo se trata de personas que tratan con personas.

En las reflexiones anteriores me he centrado en tu posición como director, en el desarrollo de tus habilidades atléticas como director de clínica de alto rendimiento. Tu equilibrio físico y mental, en tu capacidad de conocerte a ti mismo y afrontar tu lugar dentro de la clínica. 

Ahora estás preparado para el siguiente paso. Tú y tu equipo.

Seguramente tú no te comportas igual, cuando tratas con amigos, con tu familia, con tus proveedores o con tus colaboradores dentro de la clínica.

Dime con que ánimo entras por la mañanas a la clínica. Que cara tienen tus colaboradores cuando te ven llegar.

“La respuesta mi [email protected], no está soplando en el viento.”

Son reflexiones que implican contestar preguntas, hacerse preguntas incomodas, buscar las respuestas y ser sinceros con nosotros mismos…

No te digo que cambies drásticamente de un día para otro, simplemente, se trata de ir limando hábitos, hacer pequeños ajustes todos los días y buscar la excelencia de ti mismo como director, con tu equipo, con tus pacientes, con la clínica que queréis llegar a ser.

Tu equipo tiene que saber desde el principio que se espera de ellos y cuales son las reglas del juego dentro de la clínica.

La forma en la que establezcas la disciplina positiva, ejerciendo el control pero dejando libertad.

Saber, cuando tienes que soltar sedal y cuando tienes que tirar con fuerza, pero hasta el punto exacto que no rompas el hilo. Por que si rompes el hilo, perderás la comunicación y posiblemente ya no lo vuelvas a recuperar.

El día a día, te va mostrando las lucecitas rojas de aviso.

Toma decisiones rápidas y contundentes. “Contrata despacio y prescinde de las personas no adecuadas rápidamente”.

La clave es establecer “relaciones de confianza” con tu equipo, no puedes dedicar tu tiempo a hacer de detective, eso supone un desgaste físico y mental que no te puedes permitir.

Trabaja la comunicación, habla con tu equipo de forma abierta y honestamente y si son las personas adecuadas recibirás el mismo trato.

Cuando necesites incorporar más personas a tu equipo, cuenta con personas que puedan cumplir con las exigencias del trabajo y que trabajen bien con los demás.

Dales un sentido de propiedad, involúcrales al determinar sus objetivos, dales libertad para resolver problemas y que tomen decisiones que mejoren su productividad.

Intenta crear espíritu de equipo, anima a las personas a trabajar juntas y a apoyarse mutuamente en actividades que estén relacionadas.

Si detectas que fallan como jugadores de equipo, hazlo saber.

Preocúpate por las personas, conoce sus aspiraciones personales, busca constantemente vías para que se sientan motivados y consigue que el resto del equipo se ayude mutuamente para aprender y prosperar.

Celebra públicamente que el éxito de todos y el tuyo, depende del trabajo del equipo.

Vas a tener inevitable malos entendidos, conflictos. Asúmelos, no los rechaces, pero resuélvelos lo antes posible.

  • Si los colaboradores reciben las funciones de manera clara, sencilla y consecuentes, éstos sólo se limitaran a aceptarlas.
  • Cuando las instrucciones son confusas, contradictorias y cambiantes los colaboradores no las aceptan o no las entienden.

Cuando las instrucciones son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existirá una satisfacción recíproca entre tú y el equipo de la clínica”

Fidelizar Pacientes en la Clínica Dental

La importancia de la Imagen Corporativa en la Clínica Dental

Has encontrado el camino para aprovechar tu máximo potencial como gerente de la clínica, has logrado que el trabajo de tu equipo sea excelente.

Es el momento de la verdad, es el momento de conocer si la clínica está preparada para superar las expectativas de los pacientes.

Cada paciente tiene una escala de valores, a la hora de analizar el servicio que percibe.

Unos pacientes valoran tu clínica en función del umbral de dolor, otros en función del tiempo de espera, otros en base a la limpieza de la clínica, para otros será prioritario el tratamiento personal recibido por el equipo de la clínica. Para algunos su única valoración será el importe del presupuesto.

Podría enumerarte multitud de factores, cuantificables, subjetivos e intangibles.

Pero tu objetivo es agradar a todo tipo de pacientes. Abarcar todas las exigencias posibles, todas ellas totalmente justificadas y razonables.

Yo por naturaleza, soy partidario de simplificar, me gusta abordar los problemas complejos desde una perspectiva distinta.

Prueba a dividir los problemas complejos en pequeños problemas, que sean más manejables y fáciles de resolver. En la clínica dental, los problemas suelen ser multifacéticos y multidimensionales.

Tu primera preocupación será analizar, como se están realizando los tratamientos por los profesionales médicos.

La única manera es establecer evidencias científicas, para determinar  la Calidad Científico-Técnica o Física, la que hace referencia a la asistencia que el paciente realmente está recibiendo.

Este componente técnico es la razón de ser de tu clínica, ofreces servicios sanitarios, tus clientes son pacientes con una dolencia.

Es vital para la supervivencia de la clínica, que exista una adecuación entre la asistencia que se presta y los avances científicos y la capacitación de los profesionales, lo que implica la ejecución de todos los procedimientos con la mayor destreza profesional.

Tu prioridad es ofrecer al paciente la mejor asistencia sanitaria acorde al estado de la ciencia y lograr los cuidados más apropiados en base a las necesidades del paciente y que por supuesto le satisfagan.

Aquí tienes el componente interpersonal del proceso asistencial en si mismo, es la misma relación entre el paciente y el profesional.

Tu clínica será juzgada por el paciente. Y su opinión se trasladará a su circulo familiar, amigos y conocidos, los cuales se crearan una opinión del servicio asistencial de tu clínica sin llegar haber sido tus pacientes.

Estos círculos también trasladaran su opinión a otro circulo de personas, que estas hablaran de oídas acerca de tu clínica a otras personas,….

“No te imaginas el efecto viral que puede tener una mala praxis”

Con un poco de suerte si has mimado la imagen corporativa de la clínica, puede que consigas amortiguar la percepción del paciente. Si has conseguido dar una buena imagen, facilitaras que el paciente te de una segunda oportunidad para volver a causar una buena impresión y mitigar lo mejor posible, las malas impresiones y experiencias insatisfactorias.

Si no cuidaste la imagen corporativa, habrás contaminado tanto las percepciones que ha tenido el paciente tras su paso por la clínica como las expectativas de los posibles tratamientos futuros.

¿Qué puedes hacer para destacar tu clínica dental? Puedes establecer un plan de acción dentro de la clínica. Te puedes posicionar  y diferenciarte, como un referente de calidad asistencial en el sector.

Tu objetivo, tu razón de ser tiene que dirigirse a la mejora continua, así podrás identificar las mejores oportunidades para asegurar la supervivencia de tu clínica.

Revisa y rediseña los procesos necesarios y adecuados, para que la clínica reestablezca la manera de cubrir objetivos a niveles de coste, calidad, servicio y rapidez, enfocados a superar las expectativas del paciente.

Te aseguraras así que estas ofreciendo la máxima calidad asistencial. Las decisiones clínicas se basarán en la evidencia científica en la medida de lo posible y la calidad formará parte de los objetivos asistenciales en todos los niveles de la organización. 

Esto implica un Análisis de la calidad de los medios utilizados para ofrecer el servicio, evaluar la estructura que dispone la clínica.

Analizar la calidad de los procedimientos y métodos utilizados para realizar las actividades dentro de la clínica, ver si los procesos implantados son los más idóneos.

Analizar la calidad de los resultados, medir la actividad de la clínica y en base a la evaluación de los resultados, tomar las medidas correctoras necesarias para corregir las desviaciones detectadas.

El plan estratégico de la clínica dental, tiene que contemplar como prioridad involucrar a todo el equipo de la clínica.

Implantar un programa de calidad. Averiguar qué procesos se necesitan mejorar y adoptar una cultura de mejora continua enfocada a satisfacer a los pacientes”

La Clínica Dental Digital

La evolución hacia la Clínica Dental Digital

Me puedes decir que soy un inconformista, de carácter rebelde y hasta exigente, un soñador,..

Puede ser, pero no puedo darme por satisfecho con la Clínica Dental 2.0.

La mayoría de las clínicas se encuentran en el nivel 2.0, de camino al 3.0.

“Casi todas cumplen los mismos mínimos y eso significa que ya no estamos haciendo nada extraordinario.”

 “Para considerarse una clínica avanzada digitalmente hablando, no basta con tener una página web.”

 La e-Clínica Dental 5.0: el Santo Grial de las Clínicas Dentales

 • La que gracias al uso de los últimos avances tecnológicos digitales, ofrece la máxima calidad asistencial.

 • La que Mejora La calidad de Vida de los Trabajadores y Pacientes.

 • La que implanta la última tecnología digital para revisar y rediseñar los procesos necesarios y adecuados, para que la clínica reestablezca la manera de cubrir objetivos a niveles de coste, calidad, servicio y rapidez, enfocados a superar las expectativas del paciente.

Mientras tanto es fundamental cumplir, los requisitos básicos que debería cumplir la clínica 2.0:

 • Sitio web optimizado

 • Que sea fácil, para los visitantes saber donde estás ubicado y cómo comunicarse contigo.

 • Debería haber un botón de “contacto” que lleva derecho a tu número de teléfono, dirección de correo electrónico y dirección postal.

 • Un mapa de la zona, junto con información de estacionamiento, puede ser útil si tu ubicación es de difícil de acceso.

 • Información básica acerca de los servicios sanitarios de la clínica dental. Incluyen el horario y facilidades de pago o planes de tratamientos.

 • Proporcionar antecedentes sobre los dentistas, así como los miembros del personal clave.

 • Información de Calidad; contenido, fotografías, biografías del personal, galería de pacientes.

 • Social media; optimizar el sitio para que los visitantes pueden encontrar tu clínica dental. Enlace a medios de comunicación social. Que sea fácil para gente que se conecta a Facebook, Twitter y cualquier otras redes sociales que utilizas, directamente desde tu sitio Web.

 • Incluye testimonios de pacientes satisfechos. Estos pueden ser muy influyentes para futuros pacientes

 • Muchos pacientes quieren “ver” tu práctica dental antes de reservar una cita. Tener fotografías del personal y la clínica en tu sitio Web, ayudan a la experiencia y facilita la toma de decisión para que tu clínica sea la elegida. Asegúrate de que se tratan de fotografías de calidad.

 ¡Recuerda, la mayoría de la gente no pasa mucho tiempo en tu sitio Web, recomendable fotografías o (mejor aún) un vídeo!

 • Sitio web, que ofrezca una excelente experiencia móvil, los Pacientes están buscando dentistas en smartphones y tablets.

 Los cambios digitales introducidos en la clínica pueden parecer insignificantes, pero tienen un impacto determinante.”

La Dirección Estratégica de la Clínica Dental

Cómo lograr una ventaja competitiva gracias a la Dirección Estratégica de la Clínica Dental

Te sientes sólo, muchas veces has pensado en tirar la toalla. Crees que tus colaboradores no te entienden. 

Bienvenido tus sensaciones son comunes a las que tienen todas las personas que tienen que tomar decisiones, que tienen personas a sus cargo y tienen la soledad “aparente” del que tiene que echarse a la espalda la responsabilidad de liderar. 

“No te preocupes, Se feliz”. 

Dirigir una Clínica Dental, consiste en “Ver los obstáculos y saber esquivarlos, ver la oportunidad y saber aprovecharla”. 

Bueno, a lo largo de todo este tiempo, has demostrado que eres capaz de reunir, procesar y aplicar hábilmente toda la información que pasa por delante de ti. 

Posiblemente no te habías parado a pensarlo. Una clínica dental sin un buen director, es como una orquesta en la que cada uno de sus componentes toca una partitura distinta y desafinando. 

Si la alta dirección de la clínica no acompaña en el viaje, de nada sirve implantar una estrategia de calidad total enfocada a la excelencia, hacer consultoría estratégica de la gestión de la clínica dental, hacer coaching dental. 

… No podemos empezar la casa por el tejado. 

El corazón, el alma de la clínica, es la alta dirección, los propietarios de la clínica. Ese es el punto de partida, el origen. A partir de ahí, iremos dando forma a este apasionante proyecto. 

De momento no pensaremos en los músicos de la “banda”. 

Necesitamos crear un “Líder” con una resistencia a la frustración a prueba de bombas. Las oportunidades de la victoria, radican en la capacidad mental del director de la clínica dental, que será capaz de integrar la estrategia (planificación) y la táctica (ejecución). 

No todas las personas pueden dirigir una clínica, necesitan desarrollar unas habilidades para crear una solución adecuada a cada situación que se presenta. 

No todas las personas tienen la capacidad de identificar y usar la información que tiene valor y desechar la que no es relevante para dar con las respuestas apropiadas. 

Cuando nos encontramos con un director en formación, tenemos un diamante en bruto y no podemos dejar que se tropiece con los 7 pecados capitales de una dirección incorrecta. Arrogancia, inseguridad, prepotencia, incoherencia, soberbia, ofensa e ignorancia. 

La cualidad que hace más grande a un buen director de una clínica dental, es la “humildad”. 

Tienes que ser esa persona que busca y alienta la retroalimentación, que te ayude a localizar errores de juicio y te permitan hacer los ajustes necesarios. 

Como buen director puedes reconocer tus propios prejuicios y limitaciones y usaras este conocimiento para mejorar tus ideas y planes de acción. 

Yo he tenido el placer de trabajar con profesionales que han sabido admitir errores serios en las ideas o acciones que tomaron, lo reconocieron públicamente e inmediatamente hicieron un cambio radical de dirección. Son personas difícilmente de encontrar hoy en día, personas carismáticas, que no anteponen su ego personal por encima del bien de la empresa. “Rectificar es de sabios” 

Serás un buen líder de la clínica, si sabes corregir sutilmente los errores esenciales de los planteamientos de tu equipo y sabes como defender adecuadamente tus propios argumentos. 

Tu experiencia te permitirá saber cuando tienes que resistirte a las objeciones de otras personas y seguir comprometido con el plan de acción estipulado. 

El éxito de la gestión y los resultados económicos de la clínica dependen de la calidad de su personal. Las clínicas mejor gestionadas no comienzan ni terminan en un solo individuo, son las que tienen personas de gran valor humano y profesional, a lo largo de toda la organización.

 Eso es lo que les da una ventaja competitiva respecto a la competencia y les permite usar sus recursos humanos y financieros más eficazmente que el resto”

Formando Equipos de Trabajo de Alto Rendimiento en la Clínica Dental

Cómo enfocarse a mejorar la experiencia del paciente en la Clínica Dental

Una de las reglas más importantes, cuando juegues en un terreno muy competitivo, es dominar las reglas del juego.

El sector dental se ha convertido en una dura competición, donde te exige tener cualidades al máximo nivel.

No basta con ser una clínica con muy buenas cualidades tanto técnicas como atléticas. Antes bastaban esas condiciones para llegar muy lejos y triunfar, actualmente ya no es suficiente, ahora para sobrevivir hay que competir al máximo nivel.

Actualmente otro deportista a priori con unas condiciones físicas y técnicas más limitadas llegará más lejos porque sabe rendir y competir en el momento adecuado y adaptar su estado emocional al momento clave.

La clínica actual tiene que desarrollar actitudes claves como la constancia, perseverancia y tenacidad.

En las clínicas dentales, es habitual encontrar profesionales que poseen amplios conocimientos y habilidades, pero estos trabajadores pueden encontrarse con problemas para desarrollar una vida profesional exitosa, porque al primer obstáculo que encuentran y que no son capaces de superar, se desaniman.

La clave es la orientación al logro de todo el equipo que forma parte de la clínica.

Esto viene determinado porque la alta dirección cree en ello, transmite pasión por lo que hace, el personal de la clínica se contagia y cree que su objetivo es posible de conseguir y lo intentan alcanzar.

Para todas las personas del equipo de la clínica que son constantes y tenaces siempre hay una recompensa, aunque la tarea sea muy complicada, ya que con esfuerzo y dedicación todos los objetivos son posibles.

La figura del director de la clínica dental es vital, para la supervivencia del proyecto a medio y largo plazo. No podemos simplificarlo todo a una guerra de precios, sacrificar calidad de los materiales, bajar salarios,…

Por supuesto el precio es importante, el paciente siempre lo va a tener en cuenta. Pero el factor precio se olvida muy rápidamente, cuando entramos en el terreno del trato personal. Es muy frecuente encontrarse clínicas donde trabaja personal que “no tiene paciencia con el paciente”, la interpretación que hacen es que el paciente, es el que tiene que tener paciencia. El paciente “padece” una dolencia normal dentro de lo es un tratamiento medico, el paciente “nunca” tiene que tener paciencia con la incompetencia profesional.

La experiencia del paciente no es sólo el tratamiento médico, es todo el trato personal que recibe desde el mismo momento que pide una cita.

Detrás de una excelente atención al paciente hay un gran trabajo que no se ve. Hoy en día, se exige de un gran esfuerzo, para poder superar las expectativas de los pacientes.

La clave es la excelencia en la dirección de la clínica, cuando consigues sintonizar el trabajo realizado con el gusto por realizarlo.

Cuando reconoces y equilibras las diferentes necesidades de todas las partes implicadas.

Cuando al dirigir a tu equipo tienes en cuenta apropiadamente los probables efectos y consecuencias involuntarias que resultan de tomar ciertas decisiones.

Cuando tienes en cuenta muy detalladamente las inquietudes y perspectivas en los conflictos que pueden llegar a surgir.

Cuando te anticipas a las probables reacciones emocionales de futuras situaciones.

Tu clínica dental puede tener un equipo de alto rendimiento, haciendo pequeños ajustes en las relaciones internas.

Algo tan sencillo como evitar sacar conclusiones instantáneas injustificadas y tomar medidas inmediatas sin pensar previamente.

El pensamiento claro de la alta dirección, las decisiones inteligentes, son los factores que determinan el éxito de cara al paciente. Tus decisiones inteligentes, tienen un profundo efecto positivo en tus compañeros de trabajo y en la organización de la clínica”

Página 1 de 3

Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario. Si continúa con la navegación, entendemos que presta su consentimiento para el uso de Cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies